Metapolítca / El arte de la negociación

 

Gregorio Jácome Moreno

La definición del concepto de negociación es por demás sencilla, se trata del dialogo de seres humanos con otros seres humanos. Conocer los secretos de la negociación no te asegura nada pero sí te da cierta ventaja para salir delante de un proceso en donde influyen factores psicológicos, de empatía, de comunicación no verbal, en fin, de escenarios y posibles soluciones.

Estamos hablando de la correlación de dos fuerzas – comúnmente – contrarias, de solución de conflictos de interese donde una parte aspira a lograr un objetivo y la otra a proporcionárselo o no. El campo al que nos referimos es el de la negociación política, es decir, la tribuna en la cual entran en juego intereses comunes para resolver un conflicto de orden público.

Existen muchos más, pero por lo pronto haré mención de tres elementos fundamentales que todo político debe considerar antes de iniciar una negociación.

1.- La privacidad. – Las ideas que van surgiendo previas a la negociación deben de proceder de la más íntima reflexión, el hacerlas públicas los rivales – que no enemigos – las conocen y al contar con esta información pueden crear sus propios argumentos para desactivarlas. Por ello deben ser privadas y no dar a conocer la hoja de ruta de la negociación hasta que el momento sea el adecuado.

2.-Paciencia. – La paciencia es una virtud fundamental, los ansiosos y desesperados, regularmente fracasan. También la paciencia es importante es el sentido de que es necesaria para trabajar el tiempo que sea necesario en la construcción de argumentos sólidos, consistentes, en analizar las posibles estrategias del rival, en conocer al detalle los antecedentes de los actores políticos que tendremos enfrente.

3.- Intereses.- En la negociación política los intereses personales se hacen a un lado y prevalecen los del grupo o la institución, por ello es importante saber cuáles son los intereses del adversario, y desde luego los propios, no sin antes haberlos consensuados con todos los correligionarios.

El tema de la negociación es siempre actual en la política, mucho más en estos tiempos de transformaciones aceleradas donde a grandes rasgos lo que busca es mantener la gobernabilidad. En este sentido el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá que echar mano de las estrategias más valiosas de la negociación para mantener los equilibrios que permitan crear las condiciones necesarias para asentar con firmeza los propósitos de la cuarta transformación.

Los grupos de las fuerzas fácticas del país, aquellos con los que siempre hay que estar hablando de los grandes temas nacionales, como por ejemplo, con los líderes religiosos y empresariales, los representantes de los grupos indígenas y de los colectivos, los sectores obreros y campesinos, los liderazgos estudiantiles y de las diferentes fuerzas políticas, además de un largo etcétera, es parte importante de la estrategia de gobernabilidad de Andrés Manuel, por ello se hablará en lo sucesivo de negociaciones políticas que sin duda serán exitosas por el bienestar de México.

 

Post Tags: